Estar bien Ibero

Colitis

Recomendaciones generales para el control de la colitis

Entre sus síntomas pueden estar la inflamación del abdomen, el dolor abdominal intenso, la presencia de sangre en las heces, la diarrea frecuente y los gases intestinales.

La colitis es la inflamación de la mucosa del colon (es decir, la porción del intestino grueso localizada entre el ciego y el recto).
Puede tener muy diversos orígenes, desde infecciones por bacterias, presencia de parásitos y trastornos inflamatorios, hasta una dieta incorrecta o el uso de algunos medicamentos, pasando, incluso, por un manejo inadecuado del estrés.

Debido a esto, cuando la colitis es persistente se requiere acudir al médico para que establezca el diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado.

Para disminuir los síntomas de la colitis se recomienda:

  • Evitar el consumo de aquellos alimentos que provoquen malestar.
  • Si los lácteos generan molestias, como distensión y flatulencia (gases), debe optarse por productos deslactosados y descremados.
  • Evitar los alimentos con un contenido abundante de grasa: embutidos, vísceras; alimentos fritos, empanizados o capeados; quesos fuertes; crema espesa; helado, entre otros.
  • Procurar no comer en exceso, ya que la ingestión de grandes cantidades de alimento puede provocar dolor. Es mejor incluir colaciones a lo largo del día o consumir pequeñas comidas con lapsos más cortos entre una y otra.
  • Abstenerse de ingerir alimentos picantes, irritantes o muy condimentados; evitar consumir chile, pimienta, mostaza, vinagre y menta.
  • Cuidar el consumo de fibra. Preferir la fibra hidrosoluble (frutas sin cáscara, avena, verduras cocidas), de acuerdo con la tolerancia personal. Elegir los alimentos que no producen gases. Las leguminosas (frijoles, alubias, habas, garbanzo, lentejas) y crucíferas (coles de Bruselas, brócoli, coliflor, col) se deben consumir según la tolerancia particular.
  • Prescindir del consumo alcohol y cafeína (tés, cafés, chocolate); preferir las infusiones.
  • Beber por lo menos de seis a ocho vasos de agua natural al día.
  • Realizar actividad física, que ayuda a mejorar el estado general y a disminuir el estrés.
  • Consumir alimentos probióticos, pues se ha demostrado que mejoran la flora intestinal. Las leches fermentadas (por ejemplo, el yogur fresco y el jocoque) son alimentos ricos en probióticos.
Tipo de alimentos Restringir o evitar Opciones
Irritantes • Café y bebidas con cafeína
• Naranja, mandarina, limón
• Alcohol
• Chocolate
• Chile
• Jitomate y tomate (crudos, cocidos o en salsas)
• Pimienta
• Mostaza
• Menta
• Agua natural
• Infusiones sin cafeína (manzanilla, hierbabuena)
• Sazonar los platillos con hierbas de olor y especias como albahaca, laurel, cilantro, eneldo, perejil y romero, entre otras
Productores de gas • Col, coliflor, brócoli
• Cebolla, puerro
• Germinados
• Leche entera de vaca y de soya
• Quesos
• Leguminosas (frijoles, lentejas, habas, alubias, garbanzos)
• Verduras cocidas: espinaca, nopal, zanahoria y chayote
• Frutas no ácidas y sin azúcar
• Lácteos deslactosados
• Leche de soya, de almendra, arroz o avena
Grasas • Alimentos fritos, capeados, empanizados, rebozados y gratinados • Alimentos cocinados sin grasa: asados, al vapor, a la plancha, al horno o empapelados
• Utilizar aceite en aerosol

 

Clínica de Nutrición
Edificio L, nivel 1
Tel.: 5950 4000, ext. 7057, 7023 y 7016

clinica.nutrición@ibero.mx

¡Si te gustó el artículo, escríbenos!

Encuéntranos también en:

facebook twitter
Contáctanos
close slider

    [recaptcha size:compact][recaptcha class:patraselwey]