Estar bien Ibero

Compartamos la realidad

Más Ibero fuera de La Ibero

Ser con el otro al compartir la realidad.

Pude vivir una realidad social diferente, lo cual me permite ampliar mi perspectiva sobre el mundo
Estudiante de 2º semestre de Psicología

La vida universitaria no termina en la Universidad. Definitivamente va mucho más allá, quizás a veces con salidas con los amigos a comer, al cine, al antro, etcétera. Y ese tipo de experiencias es fundamental para la vida psicoafectiva de cada persona; sin embargo, hay otro lado que, en ocasiones, queda descuidado: el compartir con otras personas que viven realidades distintas a la nuestra, tal vez en contextos más vulnerables, pero siempre siendo nuestros hermanos.

La Ibero, se distingue por su excelencia en formación humana; y a todo esto, ¿de qué se trata eso de formarnos en lo humano?  Se trata ni más ni menos de desarrollarnos como individuos acompañados y acompañando a los otros, desde el contexto que tengamos más próximo en la Ciudad de México y teniendo como límite el mundo si así lo queremos.

Me aportó la oportunidad de aprender, compartir y vivir experiencias que son inolvidables
Estudiante de 2º semestre de Ciencias de la Ingeniería

Así, en la Ibero contamos con distintos espacios en los que puedes involucrarte en el encuentro con el otro. De manera particular, en el CUI (Centro Universitario Ignaciano) ofrecemos actividades que permiten a los alumnos acercarse a esos otros mundos que parecen tan lejanos y, en realidad, son tan cercanos.

Algunas de esas experiencias que puedes vivir fuera de la Universidad acompañado por nosotros es la visita a albergues de migrantes donde podrás conocer de viva voz las historias personales que motivan a las personas a dejar sus países; actividades ecológicas para retribuir un poco al planeta donde vivimos; incorporación a las dinámicas de un banco de alimentos donde podemos darnos cuenta de la necesidad de una mejor distribución de recursos para que todos vivamos una vida digna; visita a niños y a sus familiares en hospital infantil para compartir vida a través del juego.

Saber que yo puedo ayudar, por más pequeño que sea el trabajo. Sentir que trabajamos en equipo para lograr un objetivo común.
Estudiante de 1er semestre de Administración de la Hospitalidad

De igual forma estos procesos de encuentro con el otro que acompañamos en la Ibero, llevan un sello distintivo: la espiritualidad y modelo ignacianos cuyos valores rectores son el amor, justicia, solidaridad, honestidad, gratuidad y contemplación para ser con y para el otro, permitiendo que estas experiencias no queden aisladas y se conviertan en fértiles semillas en el desarrollo de la persona.

¡Acércate al Centro Universitario Ignaciano y vive experiencias Ibero fuera de la Ibero!

 

Lic. Emmanuel Rojas Gutiérrez

emmanuel.rojas@ibero.mx

 

¡Si te gustó el artículo, escríbele al autor!

Encuéntranos también en:

facebook twitter
Contáctanos