Estar bien Ibero

Duelo

Transitar por él o suprimirlo.

En la vida diaria, nos enfrentamos a situaciones difíciles que implican pérdidas,  unas con mayor repercusión emocional que otras. Entendemos por duelo al estado de aflicción relacionado con la muerte de un ser querido. Sin embargo, el término duelo puede también aplicarse a aquellos procesos psicológicos y psicosociales que se ponen en marcha ante cualquier tipo de pérdida, de una amistad, de una relación sentimental, del empleo, fracasos escolares, el rechazo de los padres, problemas familiares, mudarse, problemas económicos, imposibilidad para cumplir con ciertas expectativas, entre otras muchas situaciones que influyen en el ritmo de vida e incluso pueden afectar el comportamiento.

Todos estos factores generan una sensación de vacío, tristeza, rabia, culpa, reproche, etc. que pueden originar depresión al grado de generar una disfunción importante a nivel personal, académico,  social y laboral.

Aceptación y negación

¿Qué es un recuerdo, algo que tenemos o algo que hemos perdido?
W. Allen, La otra mujer.

La vida en sí misma, es una sucesión de vivencias en las que a veces se gana y a veces se pierde. Todo ser humano debe aprender a asumir la realidad incluso con el dolor que ello implique. Freud en “Duelo y melancolía” describe el conflicto entre aceptación y negación de la pérdida, como la esencia del trabajo de duelo. En este intento por evadir la realidad, los jóvenes tienden a desarrollar en muchos casos comportamientos con excesos de fiestas, de horarios, pueden mostrar elevados niveles de violencia, de impulsividad, de intolerancia, falta de interés en los estudios o algunas conductas compulsivas como comer o comprar. Incluso, el abuso de drogas, alcohol, sustancias prohibidas o provocarse la muerte, son medios por los cuales se intenta evitar el dolor, como una especie de anestesia.

La actitud de “nada  importa”, es en realidad un intento desesperado de llenar el vacío que deja la pérdida, que tanto duele aceptar. ¿Qué hacer con el dolor y con el sufrimiento que provoca lo perdido? Ante la dificultad de tolerar el vacío que se genera, surge la necesidad de llenarlo con lo que sea y en el menor tiempo posible, con la ilusión de suponer que no hay vacío…que no se ha perdido nada… que somos seres a los que no nos falta nada, o bien que lo que nos falta, no falta…

Transitar el duelo

En esta temporada he tenido cambios de caa, de pareja (una relación de dos años), familiares y económicos. Quiero pensarlos como parte de un proceso natural y no como algo negativo causado por mi. He reaccionado de manera muy hermética, callada … en ocasiones me siento solo.
Estudiante de la Ibero

El duelo, requiere de un trabajo psíquico complejo,  que solo podrá enfrentar cada uno con sus propios recursos. Sin embargo, por más doloroso que sea, será necesario transitarlo para lograr la aceptación de la pérdida y poder dar paso a lo sucesivo de una manera más sana. No podemos negar la relevancia del proceso de duelo en la vida de todo ser humano ya que  posibilita reconocer las  propias fallas y faltas, lo que si bien es frustrante, a la vez es estructurante porque permite el reconocimiento de un sujeto que ha sido confrontado con sus propios límites.

 

Jacqueline Singer

Psicoanalista

jackynsinger@gmail.com

¡Si te gustó el artículo, escríbele a la autora!

Encuéntranos también en:

facebook twitter
Contáctanos