Estar bien Ibero

Trabajos escritos

 

Elaborar un trabajo escrito ofrece la posibilidad de comprender y aprender con mayor profundidad lo que se estudia; poner por escrito las ideas contribuye a organizar nuestro pensamiento.

¿Qué es un trabajo escrito?
Es la expresión escrita acerca de un tema estudiado o a conocer, en el que generalmente se exige la opinión de quien lo escribe. (Juicio valorativo)

Pasos a seguir:

A. Define y establece el tema. El tema es el asunto principal de tu trabajo.


A continuación identifica si lo que te solicitan hacer es:


a) Resumen (puede llevar o no tu opinión)
b) Síntesis
c) Crítica o reseña crítica
d) Comentario
e) Ensayo

Pregúntate previamente:
¿Qué tengo que decir y por qué? ¿Qué aporta a mi aprendizaje?

f) Artículo

B. Da un título. Elegido el tema es importante que titules el trabajo, te ayudará a decidir qué fuentes consultar y cómo organizarlo.

C. Delimita el tema. Debes concretarte a lo importante, dividiéndolo en partes. Considera la extensión y profundidad con que vas a tratarlo.

D. Selecciona las fuentes. Elabora una lista con los textos que vas a consultar y evalúa su confiabilidad (autor, editorial, lugar, calidad de traducción, actualización de los datos, prologuista, número de ediciones, etc.)

E. Selecciona la información. Elige únicamente lo que te sea útil. Si buscas información específica, toma en cuenta:


– Qué datos e información necesitas localizar,
– De qué manera ésta pueda aparecer para ser consultada: nombre, fecha, números, temas,
– Seleccionar sólo la información relevante para los fines del trabajo.

F. Elige el tono. Refleja los sentimientos del autor sobre el tema que se describe. (Humorístico, doloroso, neutro u objetivo, irónico, etc.). Si tu trabajo es informativo, sólo describirás el tema, los datos y los sucesos significativos, utilizarás un tono neutro y evitarás los adjetivos.

G. Formula tu hipótesis central. ¿Qué quieres demostrar? Una hipótesis es un supuesto, es una suposición que debe fundamentarse o probarse con argumentos.

H. Formula tus conclusiones. Deberás redactar con claridad y únicamente la aportación auténtica de tu trabajo, resaltando los resultados que obtuviste. Es decir, deberás de retomar y valorar sintéticamente la hipótesis central.

I. Hasta ahora escribe la introducción. Todo trabajo debe contar con una introducción. Su función es ofrecer al lector de manera sintética y precisa el tema, el objetivo, la manera en que se organizó el trabajo, así como los límites y alcances del mismo.

J. Evalúa tú mismo tu trabajo. Recuerda que para que un texto esté bien argumentado deben de estar íntimamente relacionados: el tema, el objetivo, el tono y la hipótesis central.

Cerciórate que no haya contradicciones internas ni elementos tendenciosos, comprueba si el contenido corresponde al título y analiza que hayas citado correctamente la bibliografía consultada, ten en cuenta que no hacerlo constituye un plagio literario.

Bibliografía. Es el listado de libros, periódicos, artículos publicados en revistas, investigaciones, internet, etc. Para escribir correctamente la bibliografía y los asientos bibliográficos consulta la Biblioteca Digital UIA, guías y tutoriales para la elaboración de trabajos.

¡CUIDA LA ORTOGRAFÍA Y LA PRESENTACIÓN!

 

Mtra. Georgina Tepale 

Coordinadora General del Centro de Atención Estudiantil Universitaria -CAEU-

georgina.tepale@ibero.mx

¡Si te gustó el artículo, escríbele a la autora!

Encuéntranos también en:

facebook twitter
Contáctanos